Petunias

2.1K

Las petunias son plantas muy sencillas de cultivar que se adaptan muy bien a todos los climas. Tienen una abundante y espectacular floración que es perfecta para balcones y terrazas. Lucen en el jardín o en una cesta colgante, eso sí, deben estar protegidas de la lluvia y el viento.

Son una de las flores más populares por su excepcional y largo periodo de floración. El cultivo de petunias puede ofrecer color a largo plazo y alegrar los sitios más sombríos gracias a sus encantadores colores.

Hay una variedad inmensa de petunias con una amplia gama de colores; pétalos lisos u ondulados; colores sólidos simples, rayados o con bordes en pico; ¡e incluso distintas fragancias! Lo bueno es que no son solamente hermosas, sino su cuidado es sencillo y fácil de hacer. ¡Toma nota!

Al hacer el diseño de tu jardín te recomendamos que agrupes las petunias del mismo color, de esta forma dan un colorido más impactante y llamativo. Aguantan varios meses, pero su floración cada vez es menor por lo que es recomendable cambiarlas cada año.

Cuidados

A las petunias les gusta el sol frente a la sombra. Sin embargo, el calor extremo del verano con un sol intenso puede provocar un cese temporal de la floración.

Requerirán riego y alimentación regulares durante la temporada de crecimiento (de primavera a otoño). Y agradecen algo de protección contra el clima extremo, lo que puede implicar moverlas en macetas a un área protegida o establecer una cubierta temporal.

Luz

A la mayoría de las variedades de petunia les gusta el pleno sol, lo que significa al menos seis horas de luz solar directa la mayoría de los días. Pero en el calor del verano, la sombra parcial (especialmente por la tarde) ayudará a mantenerlas frescas y floreciendo mejor.

Suelo

Las petunias pueden tolerar una variedad de tipos de suelo media vez estos estén bien drenados, pero prefieren uno ligero y fértil. Además, les gusta un pH ligeramente ácido. Plánta tus petunias luego de que haya pasado la amenaza de las heladas, ya que el suelo debe estar tibio y trabajable. Las plantas deben estar espaciadas aproximadamente a un pie de distancia.

Riego

Como muchas plantas anuales con flores, a las petunias no les gusta estar secas por períodos prolongados. Pero tampoco les gusta la tierra empapada, que puede pudrir sus raíces. Demasiada agua puede resultar en plantas largas con pocas flores. En general, es suficiente remojar las camas semanalmente con 1 a 2 pulgadas de agua cuando no llueve.

Deben tener un buen drenaje y recibir mucho sol para que su floración se mantenga durante varios meses.

Algunos tipos de petunias que se extienden y las que están en macetas, generalmente necesitan un riego más frecuente y profundo. Trata de no dejar que el suelo se seque más de 2 pulgadas hacia adentro.

Al regar evita mojar las hojas y flores, ya que son muy sensibles y se marchitan. Cuando la veas que ha desarrollado mucho y disminuido las flores puedes podarlas y quitarles todas las partes que se arrastran, verás que en pocas semanas volverán a regenerar y florecer tanto como antes.

Temperatura y humedad

Las temperaturas ideales para las petunias son aproximadamente de 60ºF a 75ºF durante el día y de 55ºF a 65ºF durante la noche. Pueden tolerar temperaturas de hasta aproximadamente 40ºF, pero las heladas y las temperaturas bajo cero dañarán y, en última instancia, matarán a las plantas. Los niveles de humedad bajos a moderados son los mejores para estas flores.

Fertilizante

Alimenta las petunias en el momento de la siembra con un fertilizante balanceado. También es útil trabajar un poco de compost en el suelo. Luego, comenzando en julio y continuando hasta que las plantas decaigan en el otoño, agrega cada dos o tres semanas un fertilizante líquido hecho para plantas con flores. Algunos de los tipos de petunias que se propagan necesitan fertilización semanal, así que asegúrate de seguir las instrucciones de cuidado individuales de tu planta.


Close