Al pintar la casa

466

Pintar es una de las maneras más rápidas y efectivas de transformar un ambiente.  Aunque pintar tú mismo es algo realizable, hacerlo bien tiene sus trucos y secretos. Aquí te damos un plan muy efectivo (y práctico) que te ayudará a avanzar y a que tus paredes queden nítidas.

Inicia definiendo por dónde empezar

Si vas a pintar toda la casa, ¿qué habitación será la primera? Lo ideal es despejar todas las habitaciones todo lo que puedas, así que una buena idea es iniciar con la más vacía para liberar el resto y facilitarte el movimiento.

Prepara el material

Comprueba si lo tienes todo (cinta para reservar áreas, plástico, masilla rellenadora, lija, espátula, rodillo grande y pequeño, bandeja, cubeta, pintura).

Prueba diferentes colores

Si no te has decidido por un color, prueba tus opciones haciendo brochazos en una pared que reciba luz de maneras diferentes durante el día. paredes en las que incida la luz de manera distinta y míralas a diferentes horas del día. Toma en cuenta que la pintura se oscurece al secar.

Prepara las paredes y haz los arreglos

Límpialas, rellena los desperfectos, lija, pero sobre todo ponles una base. La pintura, por sí sola, no elimina imperfecciones.

Protege tus muebles y superficies

Pon cinta de pintor en zócalos, esquinas (si vas a pintar una pared de color diferente), bordes de techos, puertas y marcos. Desmonta los interruptores, si no es posible también ponles cinta. Pon papel en el piso, ya que es flexible y repele más que el cartón.

Escoge la pintura adecuada

Si las paredes están en buen estado, puedes utilizar pintura acrílica. Pero también hay otras opciones:

Tixotrópica: una pintura que cubre mucho, es ideal para paredes con manchas de grasa, humo, humedad, moho y óxido.

Antialérgicas: evitan la proliferación de ácaros y hongos, y minimizan la emisión de compuestos volátiles.

Ecológicas: debes revisar que tengan la certificación.

Con olor y antiolor: hay pinturas que pueden perfumar tus ambientes, ya que tienen esencias naturales que desprenden aroma lentamente, su efecto dura solo unos días. Y también hay unas para neutralizar olores, llamadas fotocatalíticas.

¿Barniz? Inclínate por los acrílicos y no sintéticos: reducirás los disolventes. Aunque, según los profesionales, se obtienen mejores resultados con pintura plástica.

El orden

Empieza por el techo para poder cubrir las gotas que caigan sobre las paredes.

Para que no quede una marca del rastro de brocha de la esquina y el resto de la pared, píntalas de primero con brocha y luego difumina con un rodillo.

La segunda capa

Abre bien las ventanas para que la pintura seque bien. En el caso de la pintura acrílica, espera unas seis horas entre capa y capa. Si es barniz, fíjate bien en las indicaciones del envase.

Los retoques

Una vez haya secado la pintura, quita el masking tape, si lo dejas y se secapodría romperse, dejar restos de goma en la pared o levantar la pintura.

Cuando todo esté limpio, con un pincel o con un rodillo pequeño, arregla los desperfectos.

Tips

La intensidad es un factor muy importante a tener en cuenta a la hora de saber cómo pintar y el tipo de luz de la habitación que va a decorarse es un factor esencial. Una luz natural abundante aviva los colores: un tono pálido en una habitación de paredes amplias resulta más vistoso de lo que podría preverse al ver sólo una pequeña muestra de él. Pintar una habitación de las mismas características con un tono intenso resultará en un efecto algo violento, que puede armonizarse matizando la entrada de luz con cortinas o persianas.

Las habitaciones orientadas al sur reciben una luz más cálida que el resto, una luz que acentúa la calidez del color: los amarillos, anaranjados y rojizos pueden resultar agobiantes, mientras que los tonos azulados o azul-verdoso quedarán realzados. Inversamente, las estancias orientadas al norte requieren de tonos cálidos que compensen la frialdad de la luz.

La luz artificial altera la apariencia de algunos colores al pintar la casa, haciéndolos más verdosos o amarillentos. Esto suele ocurrir con los tonos pálidos y ligeramente agrisados. Por lo tanto, antes de aplicar estos colores, es importante comprobar el aspecto que ofrecerán colocando una pieza de cartón pintada bajo diversas iluminaciones.

¿Te atreves a pintar? Prepara todo y aprovecha el final del año para darle ese nuevo look a tu casa.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2020. Todos los derechos reservados
Close