Cuando los hijos se van a estudiar al extranjero

2.9K
¿Se va tu hijo a estudiar fuera y te está costando afrontarlo? Aunque no será fácil, estos consejos te serán de gran ayuda.

Si tu hijo fue aceptado en la universidad y antes de que te dieras cuenta, ya estaba haciendo maletas y en nada estará a miles de kilómetros de distancia de ti. Así es la vida, aunque nos cueste, nuestros hijos se hacen mayores sin que nos demos cuenta, y en un abrir y cerrar de ojos están haciendo su vida.

Hemos recopilado una serie de recomendaciones para los padres que están en este punto de la vida y están viviendo el reto de esa separación.

Estos son algunos consejos que te serán de gran ayuda.

Ten presente que se va por un período limitado

Esto le permitirá tener mejores oportunidades en el futuro. Además refleja su madurez y ganas de superación.

Ayúdale a preparar todo

A buscar alojamiento, interesarte por su plan académico, apoyarlo en los trámites, etc. permitirá que te involucres más en el proceso y sientas la ilusión que él siente.

Si te es posible ¡acompáñalo!

Llevarlo a su destino hasta que se instale, es una bonita forma de compartir la experiencia y te dejará más tranquilo saber en dónde se quedará, cómo es ese lugar y a quienes tendrá cerca.

Establezcan un horario

Estarás expuesto a sentirte solo, especialmente cuando no veas a tu hijo con la frecuencia acostumbrada. Además, te preocuparás por saber si está bien, alimentándose correctamente y siendo disciplinado y precavido. Para evitar un colapso nervioso, propón un horario y póngase de acuerdo para escribirse cada cierto tiempo. Recuerda que las redes sociales serán tus grandes aliadas, y podrán estar en contacto de manera fácil.

No pierdas la calma si las llamadas empiezan a disminuir. Esto solamente significa que está más adaptado con el entorno social y que ya tiene más actividades. Establecer un día para comunicarse les ayudará mucho.

Si tienes más hijos

No destines toda la atención a la partida dejando de lado a los demás. Es importante ayudar a tus otros hijos a proyectar sus estudios en el futuro y que puedan tener la misma experiencia que el hermano.

Prepárense para decir adiós

Planificar el momento de la despedida proporciona una estructura que puede resultar muy reconfortante. Ayuda a enfrentar la realidad, sobre todo al conocer con exactitud la fecha y hora de la partida.

Aprecia tu tiempo

Ve el lado positivo y piensa que  ahora dejarás de cocinarle, lavarle la ropa, llevarlo y buscarlo. Date cuenta de que todo ese tiempo libre es para ti. ¡Reúnete con tus amigos, inscríbete en un gimnasio, préstale atención a ese hobby que descuidaste hace bastante rato, haz un curso, etc.

Por último te dejamos un consejo que vale oro: confía en lo que le has enseñado, ya que ahora es el momento cuando lo aplicará.


Close