Fertility foods

441

Sabemos que existen ciertos alimentos que debes evitar durante el embarazo. Pero ¿es posible aumentar las posibilidades de tener un bebé consumiendo ciertos alimentos? ¿Cómo afecta la alimentación tu fertilidad? Te lo contamos aquí.

Cuando pensamos en tratamientos para la fertilidad, se nos viene a la mente medicamentos, inyecciones y procedimientos costosos e invasivos, y pasamos por alto las alternativas naturales y accesibles que pueden aumentar las probabilidades de concebir, como los alimentos que consumimos.

La mayoría de las mujeres cuidan más de su dieta solo hasta el momento de estar embarazadas, pero preparar el cuerpo desde antes de la concepción juega un papel muy importante para favorecer la fertilidad.

Una dieta alta en comida chatarra y alimentos procesados, puede contribuir a la infertilidad. También el sobrepeso, o por el contrario, un bajo peso, ya que ambos contribuyen a ciclos irregulares y cambios en la ovulación.

Es de suma importancia agregar que los ovarios y las células grasas del cuerpo regulan los niveles de estrógeno, que afecta el ciclo de ovulación. Si eres muy delgada (IMC <18.5) o tienes sobre peso (IMC >24.9) puedes estar produciendo muy poco estrógeno o mucho de ello, por lo que un peso normal y saludable (IMC dentro de 18.5 a 24.9) contribuye a ciclos ovulatorios normales y a la ausencia de problemas de fertilidad.

¿Cuáles son los alimentos?

Estudios han encontrado que ciertos nutrientes ayudan a regular tu ciclo ovulatorio y que una dieta elevada en grasas trans, proteína animal y carbohidratos refinados contribuyen a desórdenes en el mismo. Algunas de las recomendaciones para regular tu ciclo ovulatorio y mejorar tus probabilidades de concebir son:

Reemplaza la proteína animal por proteína vegetal

Cuando el 5% de las calorías que consumes provienen de proteína vegetal en lugar de proteína animal, el riesgo de desbalances ovulatorios se reduce en un 50%. ¡Ojo! es únicamente el 5% de las calorías del día, no es un reemplazo total de proteína animal por vegetal, sino que un aumento en su consumo.

Incluye lácteos enteros en tu dieta

Sorprendentemente los alimentos descremados se han visto implicados en desbalances ovulatorios: reemplaza el yogurt o la leche descremada por su contraparte entera, evitando alimentos como el helado o la crema agria.

Toma vitaminas

Muchos estudios demuestran menos cambios ovulatorios en mujeres que consumen diariamente suplementos que contienen ácido fólico y hierro, como vegetales de hoja verde (brócoli, acelga, espinaca).

También es recomendable aumentar el consumo de granos integrales, frutas, vegetales, legumbres y pescados grasos como el salmón y el atún, ya que todos estos alimentos te proporcionan nutrientes esenciales que regulan tus niveles hormonales y te ayudan a preparar tu cuerpo para el embarazo.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration