El cuarto del bebé

415

En busca de un ambiente funcional, acogedor y muy chic para la habitación del bebé encontramos muchas opciones, colores, texturas y estilos. Con esta guía puedes tomar lo que más te guste y lograr que este proyecto sea más fácil y quede cómo lo has soñado.

Toma en cuenta:

El mobiliario debe ser simple y no muy rebuscado

El estilo escandinavo resalta por sus líneas simples y sencillas, pero funcionales y adaptables para este tipo de habitación. Otra tendencia es mezclar estilos, como incluir muebles con líneas modernas y otros antiguos, como una cómoda con cajones.

El color es un tema importante

Puedes escoger los que más te gusten, pero un consejo que ayuda mucho en iluminación y creación de un ambiente relajante, es la utilización predominante de los colores neutrales, monocromáticos y tonos lavanda, gris, menta y blanco, en muchas ocasiones combinados con colores vibrantes y dinámicos en detalles para que hagan contraste. Todo es cuestión de gustos.

Para estas habitaciones se deben utilizar materiales de textiles orgánicos

Darán un look neutral y fresco. Si buscas algo con notas más elegantes, el terciopelo es una excelente opción que está tomando auge en espacios para bebés.

Requisitos del espacio

Elige la habitación más silenciosa y mejor iluminada de la casa. Los principales requisitos que debe cumplir son:

Silencio

Los bebés necesitan un espacio tranquilo para su descanso, sobre todo al principio, cuando pasará más horas dormido que despierto. Es importante que sea una habitación que no esté en una zona de paso, que las ventanas no estén orientadas a una calle, y que se encuentre cerca de tu dormitorio.

Iluminación

La luz natural en el dormitorio ayudará al bebé a distinguir entre el día y la noche ¡algo vital para ir formando el hábito del sueño! Es ideal que la habitación tenga de una ventana que permita ventilar diariamente y el paso de la luz natural.

Amplitud

Es ideal que puedas tener dos ambientes en la habitación: uno de descanso y alimentación y otro de juegos. Cuando no es posible, la colocación de una alfombra en el centro para juegos y poner el mobiliario pegado a las paredes, permite crear esta diferencia.

¿Qué mobiliario necesitas?

bebe2

Los elementos básicos de la habitación de un bebé son la cuna y el cambiador, pero algunas cosas extras harán la rutina un poco más fluída.

La cuna

Es vital tomarse el tiempo de escoger una de buena calidad, ya que la mayoría de los niños duermen en ellas hasta los 2 o 3 años. Asegúrate de que los materiales, la distancia entre barrotes y su altura, los soportes para subir y bajar el somier y el colchón han pasado los controles de seguridad; esto lo encuentras en la etiqueta del fabricante. Si vas a utilizar una cuna prestada, debes comprobar:

  • Los materiales utilizados y la pintura o barníz no sean tóxicos, ya que podrían perjudicar a tu bebé por contacto o por vía oral.
  • La distancia entre barrotes no puede superar los 6 cm para evitar que el niño meta su cabecita.
  • La altura máxima de los barrotes de las esquinas de la cuna debe ser de 0,16 centímetros.
  • No deben caber más de dos dedos entre el colchón y la armazón de la cuna.

Y además, toma estás medidas de seguridad:

  • Los protectores acolchados que se ponen alrededor de la cuna no están recomendados porque evitan la circulación del aire y existe riesgo de asfixia.
  • Las cunas con rieles móviles son peligrosas porque pueden causar una caída del bebé al trepar e inclinar su cuerpo hacia adelante. Este acto provoca un impacto de la cabeza del niño contra el suelo.
  • El colchón debe ser cómodo y seguro. Los más recomendados son los de viscoelástica y látex, porque transpiran y son adaptables al cuerpo del bebé, y el de fibra de coco, que impide la acumulación de humedad.
  • Otra versión de la cuna es el moisés, una cuna pequeña que solo sirve para los primeros meses de vida del bebé. Está recomendado para las mamás que desean tener cerca a su pequeño durante la noche y disponen de poco espacio en la habitación. A partir de los seis meses, es recomendable pasar al bebé a la cuna. Algunas cunas traen un adaptador para poner dentro el moisés, también conocido como reductor, que permite que el recién nacido no se pierda en una cuna grande.
El cambiador

Durante los primeros meses, el bebé necesita de 8 a 12 cambios de pañales diarios, de manera que la elección de un buen cambiador en altura, que permita cambiarle el pañal sin tener que agacharse, es fundamental para no sufrir dolor de espalda. Además, es importante tener todo a mano en ese momento, ya que nunca se debe dejar al bebé solo. Por tanto, los cambiadores que disponen de gavetas o bolsillos son los más prácticos.

Actualmente se puede optar por un cambiador-bañera, si prefieres colocarlo en el cuarto de baño, o por un cambiador-mueble con gavetas para situarlo en el dormitorio del bebé.

Algunas medidas para que los cambiadores sean seguros son:

  • Si el cambiador-bañera o mueble de cajones está provisto de ruedas, hay que comprobar que éstas giran bien y que no se atascan, y que el freno bloquea eficazmente el movimiento del mueble.
  • El colchón no debe deslizarse.
  • Todas las partes de la estructura que componen la bañera y el cambiador, incluso las superficies de apoyo, deben ser lavables y fácilmente accesibles para su limpieza.

Lo que no puede faltar

Como hemos comentado la cuna y el cambiador son los dos elementos imprescindibles pero, además, en la habitación de tu bebé tampoco pueden faltar:

Un armario

Es necesario para tener organizada toda la ropa del bebé, con zona de colgar para perchas y cajones. También podrás guardar en él la ropa de cuna, como mantas, edredones y sábanas, así como la ropa de baño, y las capas y toallas para uso exclusivo del pequeño.

Un sillón de lactancia

El dormitorio del bebé es el lugar ideal para su alimentación, que debe ser un momento de paz y relajación tanto para la mamá como para su pequeño. Tanto si le das el pecho como si lo alimentas con biberón, un sillón de lactancia en el que sentarte cómodamente con tu bebé en el regazo será uno de los elementos más funcionales durante los próximos meses. Existen en el mercado numerosos modelos con diseños diferentes que podrás adaptar a la decoración que hayáis elegido. Muchos de ellos incluso son reclinables y permiten elevar los pies.

Mesa auxiliar

Resulta muy práctica para dejar los discos de lactancia, el vaso de agua, el biberón, el babero… Situada junto al sillón de lactancia será el complemento perfecto para estar cómoda en todo momento mientras sostienes a tu bebé en brazos.

cuarto para bebe 1

La decoración

Una idea que queda linda es la utilización de papel tapiz con motivos a grandes escalas, como flores, rayas o puntos, estos hacen resaltar las habitaciones con carácter y estilo. Puedes encontrar también con temas tropicales o de animales. Si buscas algo más orgánico, podrías inclinarte por un mural.

Las paredes con acabado tipo machimbre en paredes de madera pintada, es otro tipo de textura que queda muy bien, al igual que el estilo bohemio-moderno, que logra incorporar elementos elaborados en macramé para colgar en la pared, puffs para sentarse en el suelo y tapetes.

Elementos decorativos, como tableros con palabras u oraciones siguen en auge, así como la utilización de caligrafía con textos decorativos. Otro elemento son las casas de muñecas o estanterías en forma de casa y temas como pajaritos en varios estilos, osos, cactus, flores y temas tropicales, de montaña y bosques.

Otros tips:

  • Usa muebles lineales de diseño simple.
  • Usa formas geométricas para agregar un toque retro.
  • Mezcla diseños manteniendo una paleta de color.
  • Para lograr un espacio sereno, usa tonos grises con acentos en azul y blanco.

pantonesbebeLos tiempos cambian y las tendencias de decoración también lo hacen. Nuevos colores y combinaciones de texturas son parte de estas tendencias, las cuales también pueden ser aplicadas al cuarto del bebé.

Pero sin duda los elementos neutros, los cuales pueden utilizarse para la habitación de una niña o un niño siguen siendo una decoración elegante y sobria, y con unos toques de color en elementos muy concretos, harán un ambiente tranquilo y acogedor.

En la imagen de arriba encuentras las combinaciones sugeridas para todo tipo de detalles decorativos que se quieran agregar al ambiente. Los colores preferidos son los grises, blancos y beiges.

Esta idea resulta muy adecuada para todas aquellas personas a las que no les gusta decorar de manera específica según el sexo del bebé. Además, es una decoración nada infantil lo que le da vigencia en tiempo.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration