Los top 5 lugares más contaminados en casa

574

Hay puntos en la casa que realmente son lugares contaminados y que si localizas te evitarán trabajo extra y por supuesto, enfermedades. ¿Tienes idea de cuáles son?

5. Los juguetes

Entre el 40% y 50% contienen virus respiratorios y digestivos, como el streptococcus pneumoniae y streptococcus pyogenes, que pueden vivir en libros y juguetes hasta por meses y son causantes de de un amplio abanico de infecciones más o menos graves que, por orden de frecuencia, son: faringitis, infecciones cutáneas, neumonía, endocarditis y meningitis. Casi un 17% de las personas no los desinfecta nunca.

¿Cómo limpiarlos?

Juguetes de plástico
  • Lavar: los juguetes de plástico deben lavarse con un cepillo de cerdas, con jabón y agua caliente, No hace falta usar jabones especiales.
  • Desinfectar: se pueden desinfectar con una mezcla de agua y cloro. 2 gotas de cloro por litro de agua que no esté caliente. Basta con sumergirlos y dejarlos en remojo durante 5 minutos.
  • Secar: es fundamental enjuagarlos con agua tibia y dejarlos secar en lugar limpio y al aire libre.
Juguetes de madera
  • Lavar: lava la superficie con un paño humedecido en agua jabonosa y escúrrelo. Secar con otro paño seco y limpio.
  • Desinfectar: para desinfectar juguetes de metal o madera, se puede utilizar un chorro de vinagre blanco a la mezcla de agua jabonosa.
  • Secar: enjuágalos muy bien con agua y déjalos secar en lugar limpio y al aire libre.
Juguetes de tela y peluches
  • Lavar: los juguetes de tela, los peluches o ropa de muñecos en general, se deben lavar en la lavadora con agua caliente y el jabón habitual. Se puede utilizar el vinagre blanco para limpiar y desinfectar los juguetes.
  • Desinfectar: pásalos por la secadora en el ciclo a una temperatura de por lo menos 55°C.
  • Secar: puedes dejarlos a secar en lugar limpio y al aire libre o en la secadora.

4. Llaves y picaportes

Todas las manos de la casa pasan por estos objetos, sanas y enfermas, esto las convierte en áreas muy sensibles desde el punto de vista microbiológico.

¿Cómo limpiarlos?

Simplemente humedece un paño desechable en alcohol y frótalo por la superficio. Deja secar hasta que se evapore. También puedes usar toallitas húmedas desinfectantes.

3. Dispositivos electrónicos

Un teclado de computadora puede tener 450 bacterias por cada tecla. Por el mismo camino los celulares y los controles. En promedio, un escritorio de oficina tiene 400 veces más bacterias que una tapa de inodoro.

¿Cómo limpiarlos?

Simplemente humedece un paño desechable en alcohol y frótalo por la superficie. Deja secar hasta que se evapore. También puedes usar toallitas húmedas desinfectantes.

2. Cepillos de dientes

Nadie se lo podría imaginar ¿verdad? El 80% de los cepillos de dientes tiene cientos de millones de microorganismos. Un cepillo dental promedio puede tener 10 millones de bacterias o más, incluyendo la E. coli.

¿Cómo limpiarlos?

  • Con cloro: en una proporción de una parte de cloro por cien de agua sumerge el cepillo durante media hora, aclarar y seca al aire.
  • Con agua oxigenada: si buscas una limpieza más rápida, sumerge tu cepillo en agua oxigenada pura durante unos minutos. Esta técnica de limpieza y desinfección basta con hacerla una vez a la semana.
  • Con enjuague bucal: tienen un gran poder antibacteriano y, además de emplearse para finalizar la rutina de limpieza bucal, pueden usarse también para eliminar todo tipo de microorganismos y gérmenes presentes en los cepillos de dientes. Solo sumerge tu cepillo por un minuto en un poco de enjuague ¡y listo!
  • Cepillo de dientes eléctrico: para desinfectar los mangos usa un paño humedecido en agua y cloro, y frótalo. Para limpiar las cerdas utiliza las mismas técnicas de desinfección que higienizan las cerdas en un cepillo manual.

1. Inodoro, esponjas y toallas de cocina

Estos lugares comparten el primer lugar ¡impresiónate! Hay hasta seis veces más bacterias en las toallas y esponjas que utilizamos para limpiar la cocina que en otros lugares, la diferencia en cantidad de gérmenes es mínima a la que hay en la tapa de tu inodoro.

A la tapa la limpiamos y desinfectamos casi a diario, mientras que los bichitos de las toallas y esponjas pueden vivir un par de semanas.

¿Cómo limpiarlos?

Esponjas y toallas de cocina

Desinfectar la esponja es mucho más fácil de lo que piensas, solo colócala húmeda en el microondas durante 90 segundos a máxima potencia, reducirás la cantidad de bacterias hasta un 99 por ciento. Las toallas puedes remojarlas en una mezcla homogénea de vinagre y agua por unos 15 minutos y luego lávalas en la lavadora.

El inodoro

Además de bicarbonato y vinagre, uno de los mejores remedios para limpiar el inodoro es hacer una mezcla con vinagre y un poco de agua con sal. Pon la mezcla dentro del inodoro y espera un par de minutos hasta que actúe. Después, retira con la ayuda de un cepillo toda la suciedad y los restos de cal acumulados.

Los gérmenes siempre estarán presentes en tu hogar. Es inevitable. Pero, si puedes procurar reducir la concentración de los mismos cuando hagas “limpieza + desinfección” sobre todo de los lugares más contaminados.


Close