Roedores: mascotas inteligentes y cariñosas

854

Si siempre has querido tener una mascota, pero pasas mucho tiempo fuera y no tendrías el tiempo para estar con ella durante el día, toma en cuenta dentro de tus opciones a los roedores. Estos animalitos son super divertidos, curiosos, silenciosos y nocturnos.

Los roedores suelen ser las mascotas ideales para principiantes por sus reducidos cuidados, el poco espacio que ocupan y lo cariñosos que son; pero los cuidados son necesarios y algunas pautas indispensables. Toma nota de estas.

¿Qué necesito tener en casa para un roedor?

Lo primero es tener un hábitat adecuado para tu nueva mascota. Infórmate en profundidad de las necesidades específicas de la especie.

Resuelto lo anterior, por lo general, necesitarás una jaula. Esta debe ser segura, capaz de evitar que se escape, y lo suficientemente grande para que tenga espacio de sobra. También es importante el material del que está hecha, este debe de ser resistente a las mordeduras: acero inoxidable, plástico duro o cristal.

Dentro de la jaula necesitarás una madriguera y lecho, el cual debe de ser específico para roedores domésticos. Podrías sustituirlo por periódicos en tiras o virutas de madera sin resina. Los comederos y bebederos son mejores de acero inoxidable, y en el caso del último, lo ideal es una botella de la que tu mascota pueda beber a sorbos.

Finalmente, una casa no es un hábitat natural, así que será necesario que tengas juguetes o hacer manualidades para crear estructuras con las que ejercitar y divertir a tu mascota.

¿Qué gastos conllevan?

Tener un roedor como mascota suena barato al ser animales que pueden comprarse por un bajo precio. Pero aunque son fáciles de mantener, tienes que tener en cuenta algunos aspectos extra.

  • Alimentación: Aparte de heno (alimento universal del mundo de los roedores), tendrás que buscar alimentos específicos para la especie de tu mascota.
  • Veterinario: te aconsejamos buscar un veterinario especializado en mascotas exóticas para darle el mejor cuidado a tu pequeño amigo

Tipos de roedores domésticos

Hay una gran variedad de roedores que pueden ser una mascota ideal. Dependiendo del tamaño y de su personalidad estos son algunos.

Hurón Doméstico

Pertenecen a la especie Mustela Furo. Fueron domesticados desde el año 1500 A.C., por lo que no se encuentran en la naturaleza en ninguna parte del mundo. En el pasado fueron utilizados para hacer salir a los conejos de sus madrigueras, así como para cacería de ratas y ratones. Hay hurones de muchos tipos, pero el más común es el color arena con manchas oscuras.

Los hurones tienen un olor corporal marcado y muchos dueños intentan anularlo mediante baños. Esta es una equivocación, ya que si los bañas muy seguido su piel se reseca y forma más sebo (fuente principal del olor) para lubricarla. Debes bañarlo como máximo una vez por mes, si es menos mejor.

Si se acostumbran desde pequeños a la manipulación, pueden ser muy dóciles.

Puercoespín

Perteneciente a la especie erinacinos. Hace aproximadamente unos 20 años apenas, han pasado a ser una mascota muy popular en Estados Unidos y otros países. Entre las ventajas de tenerlo como mascota, está su tamaño reducido, son silenciosos, no despiden olores desagradables, su cuidado es sencillo, son divertidos, curiosos y activos. Entre sus desventajas está el ser animales salvajes cuya domesticación aún está en proceso, pueden morder, las púas pueden hacer difícil su manipulación, necesitan sistemas de calefacción y estar en el interior de la casa.

Cobaya

Ideales para un entorno con niños. Una vez que forjas una relación con ellas suelen estar pidiendo amor constantemente. Son muy inteligentes, gentiles y excelentes compañeras de juego.

Rata

Son animales muy sociables que disfrutan de la compañía humana y de realizar diversos tipos de juego.

Chinchilla

Las chinchillas destacan por ser los roedores caseros más longevos (15 años). Son animales bastante sociables, cariñosos y muy activos. Requieren salir a diario de su jaula para poder ejercitarse y ser cepillados. Pero cuidado, son asustadizas y desconfían de extraños.

Hamster

Uno de los roedores más comunes como mascota (y de los más adorables). Pertenecientes a la especie cricetinos, familiar de los roedores. Los hámsters como se le llama comúnmente, son muy populares como mascotas. Existen 18 especies provenientes del Medio Oriente y de Estados Unidos la gran mayoría. Son animales nocturnos, por lo que no se recomiendan para niños pequeños. No son muy buenos para aprender trucos, pero es muy entretenido observarlos y jugar con ellos. Son una buena opción para hogares con espacios reducidos ya que no necesitan de un jardín. La especie más popular en pet shops es el hámster dorado.

Miden hasta 15 centímetros de largo y pesan de 120 a 140 g. Tienen la capacidad de almacenar alimentos por su estructura característica: los abazones, que les permite guardar hasta 20g de comida y así poder sobrevivir durante el invierno o en caso de escasez.

Son territoriales y muy limpios. Por la posición lateral de sus ojos tienen una visibilidad de 180 grados. Alcanzan su madurez a la quinta semana de vida y su expectativa de vida es de 2 a 4 años.

Tener un hámster es una buena opción para un principiante, ya que son fáciles de cuidar y criar; además no precisan de mucho espacio. Sin embargo, también tiene sus inconvenientes: a pesar de ser un animal doméstico, muerde. Los hámsters son solitarios y, en algunos casos, presentan conducta de canibalismo. Es aconsejable tener solo uno en la jaula debido a que son comunes las peleas entre hámsters convivientes.

¿Qué come un hámster?

Es un animal omnívoro que se alimenta de cereales, hojas verdes y frutos secos. No es recomendable darle frijoles o papa, ya que pueden resultarle venenosos. Debe dársele aproximadamente 15g de comida al día y nunca debe de faltarle agua.

Cómo mantener un hámster

El lugar más apropiado para un hámster es una jaula con bandeja de por lo menos 40 X 30 cm. Los barrotes deberán ser de metal para que pueda trepar, con una separación no mayor de 1 cm. Es ideal incluirle una rueda giratoria, un bebedero con manguito ajustado a los barrotes, sustrato o paja sobre la bandeja y un recipiente donde se colocará la comida con peso para que no la vuelque. Puede introducírsele juguetes adicionales, como tubos o rollos de papel higiénico y escaleras. Hay también bolas plásticas para correr, que se utilizan fuera de la jaula.

No deben ser expuestos al sol ni a corrientes de aire. La temperatura ideal para ellos es de 20 a 22 grados centígrados lejos de un lugar húmedo.

Si alguna vez se escapa, buscará un agujero cerca del calor donde refugiarse. Se le puede atraer de regreso a la jaula con comida. Cuando quiera sujetársele, deberá hacerse con cuidado, utilizando las dos manos.

  1. Limpia cada día el lugar donde defeca.
  2. Dos veces a la semana renueva la paja.
  3. Una vez a la semana limpia con agua caliente sus accesorios y juguetes.
  4. Una vez al mes limpia la caseta donde duerme.
Cómo se comunica
  1. Al escarbar el sustrato o paja, te indica que esta confortable.
  2. Si chilla, debes dejarlo.
  3. Si traslada sustrato o paja a su caseta, probablemente va a criar.
  4. Una limpieza minuciosa indica que está tranquilo.
  5. Una postura erguida en dos patas indica atención o agresión.

Un hámster saludable estará activo con su pelo sedoso y brillante y sus ojos limpios. De lo contrario, es conveniente llevarlo al veterinario.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration