El huevo en la alimentación de los niños

371

Existen muchos tabués alrededor del huevo en la dieta y estos aumentan cuando se trata de los niños. Pero ¿cuáles son las grandes ventajas de este alimento?

En la etapa de crecimiento y desarrollo, las necesidades nutricionales de un niño son elevadas. Es por eso que es importante que prepares alimentos con un alto contenido de nutrientes. Uno de estos es el huevo, que es super completo y muy versátil.

Pero ¿sabes exactamente cuáles son las ventajas del huevo en la alimentación de los chicos y qué cantidad es la adecuada? Aquí te lo decimos:

Lo que aporta

El huevo aporta entre el 10 y el 20% de la ingesta diaria recomendada de un gran número de vitaminas y minerales, incluyendo el hierro, siendo estos, además, muy fáciles de absorber. Un huevo aporta únicamente alrededor del 5% de las calorías diarias recomendadas, por lo que se le denomina un alimento con alta densidad de nutrientes.

Además, la proteína que aporta es una de las de más alta calidad, por su perfil de aminoácidos esenciales y el perfil lipídico es probablemente el más equilibrado dentro de los alimentos de origen animal.

¿Cuál es la ración adecuada?

La recomendación es que los niños consuman un huevo, aunque a partir de los 9 años se puede incrementar la ración a dos, dependiendo de su gasto energético y del total de su dieta. Recuerda que en niños pequeños y en mayores que son sedentarios, no es recomendable el consumo de más de 3 huevos por semana, mientras que para los niños mayores y enérgicos puede aumentarse hasta 1 huevo al día.

¿Y el colesterol?

Aunque por su contenido en colesterol, el huevo ha estado en el punto de mira durante algún tiempo y se llegó a limitar su consumo al mínimo, se ha demostrado en estudios recientes que el efecto que aporta no es relevante y son otros factores, como la ingesta calórica, las grasas saturadas y sobre todo las grasas trans, además del sederantismo, lo que alteran gravemente a estos niveles.

El huevo es una opción nutritiva, fácil de masticar y digerir, y generalmente muy aceptada entre los niños. Es sencillo de preparar y puede incluirse en cualquiera de las comidas diarias.

¿Cuándo puedes empezar a darle huevo a un bebé?

Desde que se inicia la alimentación complementaria: a los 6 meses.

El huevo es además, muy apropiado para hacer Baby Led Weaning modificado (BLISS), el método conocido como de alimentación complementaria a demanda que consiste en una manera de incorporar los sólidos, eliminando la fase de las papillas. De esta forma, el bebé se alimenta por sí mismo, usando las manos y reconociendo olores, formas y colores. Para este propósito se puede hacer en una omelette, cortada en tiras.

¿Y el huevo produce alergias?

Cierto que el huevo es una causa frecuente de alergia. Pero retrasar su introducción en la alimentación del bebé no previene la alergia. Ni al huevo ni a otros alimentos. Se puede empezar por pequeñas cantidades desde los 6 meses.

Por seguridad:

El huevo puede contener Salmonella, por lo que te recomendamos que siempre lo des a tus hijos muy bien cocinado, sobre todo en los menores de 2 años.

Recetas


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration