Cómo recupero mi vida

666

Mamás de tiempo completo, mamás que trabajan fuera casa, cualquier escenario que tengamos, funciona bien y a la perfección cuando está organizado. Eso significa planificación y ejecución.

Muchas tareas, pero muy poco tiempo, la mayoría de veces sientes que tu día no te alcanza para todo lo que necesitas y quieres hacer. Como mamá, necesitas retomar tu vida después de cada embarazo, de cada etapa de tus hijos, de cada cambio que exista en tu vida.

Todas las mujeres tienen vidas distintas, trabajos, cantidad de hijos, así que la organización para una persona puede ser muy distinta que para otra. Cada familia es distinta y, como tal, se debe acoplar el estilo y los hábitos. Solo existen 24 horas que para todos son iguales, así que dependerá de la organización de cada persona para sacarle más provecho a esas horas.

La organización en cualquier etapa de tu vida (mamá primeriza, mamá con nido vacío, abuela…) debe regirse por “Un lugar para todo y todo en su lugar”. Una casa puede mantenerse organizada si todo está donde debe estar si solamente se tiene lo que se utiliza. Un espacio organizado no necesita estarse ordenando continuamente, organizado es como funciona, ordenado es solo como se ve.

Iniciemos con los tips para cada etapa de ser mamá.

MAMÁ PRIMERIZA

Organiza
Este es el momento ideal para iniciar la vida organizada. Antes de tener al bebé, dedícale tiempo a cada habitación de la casa para tenerla “organizada” (no ordenada únicamente)… ¿Qué significa eso? Que en la habitación A, tendrá que estar únicamente lo que se necesita y utiliza allí. Todo debe tener su lugar, si existen artículos que están dispersos, probablemente es porque no tienen un lugar específico para ellos. Evalúa si se necesitan o no, búscales un lugar específico. 

Si cuentas con ayuda doméstica es aún más sencillo, la asistente puede ayudarte a mantener los espacios organizados (si le enseñas a hacerlo).

Al tener las habitaciones con lo esencial, es más fácil mantenerlas organizadas, pues normalmente se tiene más de lo que se necesita y no hay espacio que alcance para que la organización fluya. Rotula todo desde un inicio, hasta el closet del futuro bebé, de esta manera, no se tendrá que estar “ordenando continuamente” pues cada artículo tendrá su lugar.

Día a día

Ten una rutina, eso te ayudará a que se convierta en hábito todo lo que te facilitará retomar tus actividades.

Deja preparada la pañalera una noche antes.
Esto debe tenerse como hábito, pues de esa manera, lograrás salir sin necesidad de stress y de que el salir con el bebé sea una odisea. Esta podría ser una tarea de la persona que te asiste en casa.

Ten el carro preparado para viajar con bebés.
Es sumamente importante tener un kit de emergencias con: medicinas, pijamas extras, pañales, etc. Puedes colocarlo en una cajita que no estorbe en el baúl.

Delega todas las tareas que no requieran tanto de tu presencia
, es mejor delegar tareas que delegar a nuestro bebé. Es ideal tenerlas por escrito.

Calendariza 
(en calendario físico y digital)
Actividades familiares o con bebé. Así podrás planificar muy bien tu tiempo.
Actividades personales como: regresar al gimnasio, reuniones con amigas, idas al súper, grupos de oración, salidas a cenar con el esposo, spa, etc. Necesitas calendarizarlas como que fueran una cita de negocios o doctor. Deja todo preparado la noche anterior. Delega actividades y respeta ese orden. Todo se puede lograr si estamos organizadas.

Si regresas a trabajar fuera de casa
Este tema es muy importante, pues requerirá planificación, para que todo siga organizado como si estuvieras en casa. Empieza con día que regresarás a la oficina como punto de partida hacia atrás, así cada día avanzarás con algo y no se acumulará todo.

Tareas de la casa: tómate un tiempo para dejarlo por escrito. De esta manera las personas que ayudan en la casa hacen su trabajo y tú, el tuyo.

MAMÁ CON HIJOS PEQUEÑOS Y ADOLESCENTES

Organiza
Para que tengas una vida más relajada y funcional, es indispensable que te tomes un tiempo para “organizar”. Sugiero un fin de semana que tus hijos estén paseando con tu esposo… De esta manera tendrás más tiempo y tranquilidad; o bien, puedes organizar una habitación por día. Es mejor “un rato colorado, que mil descoloridos”.

Todo funcionará mejor si en cada ambiente está únicamente lo que se necesita y de preferencia rotulado. Cuando los hijos pregunten ¿Mamá… dónde están las gomas?… podrás decir: “Donde dice gomas”. Cuando el esposo pregunte ¿dónde están las extensiones?, podrás responder: “En la bodega donde dice extensiones”.

Pero todo esto lleva un tiempo de preparación, así que con una habitación a la vez, podrás lograr en poco tiempo, organizar toda tu casa.

De preferencia rotula todo desde un inicio.

Día a día

La agenda es una acompañante fiel, te ayuda a organizar todo el trabajo, las actividades con tus hijos y la familia. Es ideal clasificar tu agenda, de esta manera podrás ir completando tareas más fácilmente en los momentos que puedas. Debes anotarlo todo en la noche.

Tener un block de notas en la mesa de noche para apuntar ideas que se te vengan a la mente
Resalta con marcador fluorescente las tareas ya realizadas (de esta manera sabrás qué tanto has avanzado)

Ten una rutina: esta ayudará a toda la familia, cada integrante sabrá qué le toca hacer a las diferentes horas (aunque tengas que recordarlo siempre). Al paso del tiempo, todos lo harán sin pensar.

Deja todo preparado la noche anterior por ejemplo: ropa que se utilizará al día siguiente, mochilas listas, mochilas de clases extracurriculares, loncheras preparadas, etc. Todo según la forma de vida de cada familia.

Delega todas las tareas que no requieran tanto tu presencia. Ten menús preparados (por escrito), y alimentos congelados para cualquier necesidad.

Calendariza (calendario físico y digital)

Todas las actividades extracurriculares: los hijos deben preparar sus propias mochilas y dejarlas la noche anterior.

Actividades personales: anota todas para llevar control y planificar. Puedes lograr todo si estás organizada.

Si trabajas dentro del hogar:

Inicia la mañana con horarios, de lo contrario, será medio día y sentirás que no aprovechaste tu tiempo.

Trabaja con proyectos, esto hace más interesante el día a día. Si es decoración de la casa, cocinar, proyectos de labor social, proyectos para los hijos, todo debe tener un desglose de actividades, así lograremos mucho durante el día.

Tareas de la casa: déjalas por escrito, de esta manera las personas que ayudan en la casa hacen su trabajo y tú, el tuyo.


Close