Todo lo que debes saber sobre el vino caliente

780

Tener los pies y las manos frías es incómodo, lo que nuestro cuerpo necesita en temporada de frío es calor, y nada mejor (y más rico) que un buen vino caliente para conseguirlo.

En cada país de Europa hay una receta de vino caliente y también un nombre, en Francia vin chaud, en Hungría forralt bor, en Alemania glühwein,  en Escandinavia glögg, y en Italia vin brulé, pero todos, todos tienen en común estos ingredientes: canela, clavo de olor, cáscaras de naranja, anís estrellado, azúcar o miel.

Esto es lo que debes saber para preparar un vino caliente como todo un experto

¿Qué tipo de vino?

Puedes probar a usar vino blanco, pero la receta tradicional se prepara con vinos tintos ligeros, afrutados y con una buena frescura. Evita los que empleen roble, los crianza y los añejados.

Aunque no tienes que gastar una fortuna en este vino, sí te recomendamos que no utilices los de cocina. Muchas recetas le añaden agua, lo que reduce el costo y evita que sea tan concentrado, solo ajusta la cantidad adecuada de agua a la intensidad de tu vino para evitar que se diluya demasiado.

¿Qué especias?

Las especias enteras funcionan mejor que las molidas, para evitar esa desagradable sensación de la textura de polvo mientras bebes. La canela, el clavo y el anís estrellado son clásicas, pero también puedes usar cardamomo (muele ligeramente algunas vainas), jengibre y nuez moscada.

El azúcar

La mayoría de las recetas requieren azúcar, pero es posible agregar un poco menos de lo que sugieren si tu vino es suave y afrutado. Puedes usar azúcar blanca o morena, esta última agrega un sabor ligeramente más acaramelado que funciona muy bien. Algunas personas usan miel en lugar de azúcar, pero toma en cuenta que el sabor de esta es más dominante.

Los cítricos

La naranja es perfecta para el vino caliente. Puedes rodajar una completa, poner una tira de cáscara o agregar un poco de licor de naranja como el Cointreau, el Grand Marnier o el Triple Sec, ¡todo funcionará muy bien! Nunca agregues jugo de naranja, ni ningún otro jugo de fruta, ya que enturbiarán el vino y contaminarán el sabor.

El limón también es una buena opción, solo hay dos reglas: no lo utilices solo, sino combinado con naranja, y nunca más cantidad de limón que de naranja.

Un extra

Combinan bien, el brandy, un licor de jengibre, un gin. La clave es evitar agregar demasiados tipos diferentes de licor. Recuerda que siempre menos es más.

Fuego lento y bajo

Este es un paso sumamente importante, nunca dejes que el vino llegue a hervir porque quedará con un sabor amargo. Fuego lento y bajo es el camino correcto. No lo sirvas caliente, sino a una temperatura reconfortante.

Tip: preparar un jarabe de azúcar con especias para agregarlo al vino, evitarás que se amargue.

¿Copas, vasos o tazas?

¡Olvida las copas! Lo más tradicional son los vasos, pero deben tener una base de metal con agarradores, de lo contrario te quedarán bien las tazas que utilizas para el café.

Un cóctel inspirado en el vino caliente

Muy sencillo, prepara un almíbar con dos partes de azúcar y una de vino, una vez frío pon media onza de almíbar, dos golpes de bíter angostura, dos de bíter de naranja, y dos onzas de ron añejo. Revuelve y decora con una rodajita de naranja. Para darle un toque chic, prende fuego a una estrella de anís frente a tus invitados y apágala en el cóctel.

¡La receta que tienes que probar!
vino-caliente-con-especias
Vino caliente con especias
Para la temporada fría deja descansar el chocolate y el ponche de frutas y dale una oportunidad al vino caliente ¡Te encantará!
Receta

Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration