Boho chic

504

Fotografía: Dashing Darlin’

El Boho es un estilo vintage, hippie y con encanto, no tiene una definición exacta, se encuentra en un punto intermedio entre los estilos hippies y bohemios que se originaron en la década de los 60.

Es perfecto para lograr espacios llenos de vida, cultura y artículos interesantes. Va en contra de las propuestas estáticas y se inclina más por lo despreocupado, relajado e inusual. Las habitaciones Boho tienden a tener ciertas similitudes, ya que siempre son eclécticas y comparten características similares, aunque no hay dos habitaciones que sean completamente iguales.

Combina objetos, colores y patrones de muchas áreas del mundo. Si estás buscando un estilo que realmente puedas personalizar, el Boho podría ser el elegido.

Los colores

Si bien no hay muchas reglas en la decoración boho, la decoración de estos espacios se caracterizan por el tono de luz y de naturalidad, por lo que la paleta de colores que probablemente más abundarán en ella son los blancos, el azul celeste, los marrones y tostados más suaves y algunos tonos de la gama del rojo y el beige. Combinar y superponer colores es lo que hace que este estilo sea único.

Siéntete libre de mezclar patrones y texturas, pero sobre todo no tengas miedo de usar estilos que combinan de una manera convencional. Usa tejidos y patrones teñidos de todo el mundo, como el Ikat o el Suzani, para darle al tus espacios un toque divertido y exótico. Otra idea genial es colocar capas sobre los muebles y colgar tapices y alfombras en las paredes junto con tus fotografías y obras de arte.

Tip: si sientes que todo lo anterior es un poco exagerado, recuerda para equilibrar el color saturado, el recurso clave del Boho para traer estratégicamente un poco de espacio visual a la ecuación, es un fondo blanco en algún lugar de la habitación.

Fotografía: Dashing Darlin’

Materiales decorativos

Como lo opuesto a lo minimalista, moderno y elegante, el Boho adopta una filosofía de «más es más». La clave para utilizar materiales decorativos en una habitación es mezclar y combinar. Los materiales básicos naturales como la arpillera y el sisal se pueden combinar con seda y chenilla.

Un consejo importantísimo es que los materiales deben tener un aspecto ligeramente gastado, no dañados, pero tampoco brillantes ni nuevos. Muchos flecos, el crochet y el macramé: las almohadas, las cortinas y los tapetes se combinan para crear un lugar acogedor con inspiración mundial. Los toldos sobre las camas y las áreas de estar son adornos típicos de Boho.

Fotografía: Dashing Darlin’

Mobiliario

Los muebles generalmente no se encuentran en una tienda. Lo ideal es que sean recolectados a lo largo del tiempo, por lo que los artículos de segunda mano y vintage se sienten como en casa aquí. Cada mueble debe ser especial y contar una historia. Diviértete explorando tiendas vintage o grage sales y elige cada pieza individualmente.

Debes recrear la sensación de que cada elemento ha sido recolectado a través del tiempo, en un viaje, una visita al anticuario o a un mercado de pulgas.

Incluye sillas y sofás (lujosos) en colores saturados. Las alfombras pequeñas o los cojines de suelo mullidos crearán un ambiente acogedor para sentarse. Elije piezas cómodas y relajadas.

Fotografía: Dashing Darlin’

Iluminación y accesorios

La iluminación ambiental y discreta unificará y completará la sensación de calma y bienvenida. En lugar de accesorios de techo, usa linternas, velas y lámparas de pie y de mesa.

No olvides la naturaleza, dale vida a tu habitación con helechos y plantas colgantes. El filodendro y los lirios de la paz son muy tolerantes y soportan una variedad de niveles de luz y temperatura. Encuentra aquí  https://enmicasa.com/casa-jardin/diseno-de-jardines/plantas-para-interiores una guía para que tus plantas de interior se mantengan en buenas condiciones.

Finalmente, en el Boho no pueden faltar las reliquias familiares, artículos hechos a mano y objetos de tus viajes. Los accesorios deben ser personales, así que presenta lo que te encanta: tapices, botellas antiguas, mapas o porcelana que no coincida, lo que sea. Y ten en cuenta que, si bien el estilo bohemio tiende a ser ecléctico, aún puede ser elegante y glamoroso, la única regla es que todos los elementos de la sala deben compartir algo sobre ti.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration