Cómo colgar los cuadros

666

El arte es la expresión de sentimientos, ideas, emociones; es comunicativa y a la vez estética, porque cuando hablamos de arte, hablamos de muchos aspectos. En la decoración de interiores, es un hermoso elemento que podemos aprovechar al máximo si sabemos exhibirlo bien. Los cuadros de pinturas, fotografías y litografías, son los elementos que más utilizamos en los ambientes para decorar, es por eso que colocarlos también se vuelve un arte, ya que debemos ser asertivos al hacerlo.

El arte cuando lo adquirimos, suele ser un elemento muy personal, ya sea porque nos inspira o porque nos gusta, pero al momento de colgarlos en una pared podemos cometer el error de ubicarlos muy altos o muy bajos, o quizá de arruinar la pared o algún elemento decorativo en ella.

La técnica correcta

Aunque parece una tarea sencilla, colgar tus cuadros correctamente tiene su técnica y secretos.

El arte tiene que estar a nivel la vista, que cuando lo veas no tengas que subir ni bajar la mirada. Esto puede variar según la estatura de las personas, y también dependerá de la altura de la habitación. Pero lo ideal, según los expertos, es colocar tus cuadros a una altura de 57” (1.45m) del centro del cuadro al piso. Puedes variarlo entre 57” a 63” (1.60m) muchos pensarán que es muy bajo, pero es la altura que visualmente funciona.

Esto aplica a cuadros grandes y pequeños (siempre y cuando se vea proporcional), también a grupos de cuadros visualizándolos como una sola obra de arte.

Pero también tu criterio personal vale, ya que si el cuadro que vas a instalar está encima de una mesa, bufetera o sofá, puede funcionar esta regla, pero también puedes decidir que es la mejor opción en cuanto altura se refiere. La regla para colocar arte encima de un sofá o bufetera es a una altura de 6”- 8” (0.15-0.20m) arriba, de manera que estés creando un espacio visualmente proporcionado.

En ambos casos toma en cuenta que si los colocas más arriba, la iluminación no será óptima, mientras que si lo haces más abajo, puede quedar demasiado cerca de los muebles o el sofá.

La proporción es la clave

Los cuadros deben ir ubicados conforme al tamaño y figura de la pared. Si son muy pequeños, el debe ir acompañado de otro elemento que le dé balance y proporción a la pared. Si tus paredes son muy altas, puedes colocarlos un poco más arriba, eso te dará un margen para jugar con alturas.

Acuérdate siempre de tener presente estas medidas básicas para que tu arte esté colocado como debe ser, utiliza tu criterio personal, visualiza de antemano para que esa pared sea un espacio perfecto.

Tips

  • Coloca un post-it doblado hacia arriba o un sobre abierto —sujeto con masking tape— debajo de la zona donde vas a taladrar. De esta manera evitarás que la mayor parte del polvillo que genera el taladro caiga al suelo, y te será mucho más fácil la limpieza.
  • Si te inclinas por el método de golpear los colgadores contra la pared pero prefieres un sistema menos brusco, puedes aplicar esmalte, lápiz de labios o incluso pasta de dientes sobre las mismas. De este modo, cuando estos toquen pared dejarán una pequeña marca que te servirá de referencia.

Close