Cómo retirar el moho

926

El moho es un recubrimiento velloso producido por diversos tipos de hongos, forma una capa de color negro, verde, azul o blanco y crece en casi cualquier superficie en la que el nivel de humedad sea elevado.

La pregunta del millón es: ¿cómo eliminarlo? y es que esta mancha que nos estresa crece en la ropa, zapatos, paredes y demás. Aquí te damos algunos tips que te serán de mucha ayuda.

En ropa

Lava en agua caliente mezclada con algunas de las siguientes opciones: cloro, bórax, bicarbonato, vinagre o detergentes especiales para moho, después deja secar al sol; el calor del sol y los rayos ultravioleta ayudan a matar el moho.

En zapatos

Retira las manchas con un cepillo seco y de cerdas suaves. Después moja un paño con una mezcla de agua y vinagre en partes iguales y frota los zapatos, deja secar a la luz directa del sol. Otra mezcla que también funciona es alcohol y agua.

En madera

Limpia con un trapo o esponja suave utilizando una mezcla de agua y detergente, abre las ventanas para que el aire ayude a secar.

En el colchón

Mezcla alcohol con agua tibia, humedece un paño con esta solución y frota la mancha, después enjuaga con otro paño mojado de agua una vez hayas quitado la mancha. Seca el colchón directamente en la luz solar, al final rocía un desinfectante por todo el colchón para matar esporas restantes y deja otro tiempo más para que seque bien.

En metal

El metal no se debe limpiar con cloro, lo mejor es utilizar vinagre. Pon vinagre en una botella de spray, rocía toda la superficie y deja reposar sin miedo al olor, ya que este se disipará cuando se seque.

En paredes

Hay muchos productos comerciales disponibles pero el mejor es el cloro diluido en agua caliente y combinado con una buena refregada con un cepillo de alta resistencia, harán mucho por tu pared, no olvides después ventilar lo más que puedas para un mejor secado.

Como medida preventiva, lo ideal es eliminar cualquier fuente de humedad que genere un ambiente propicio para la reproducción del moho, te puedes apoyar poniendo bolsas extractoras de humedad dentro del clóset, gavetas y habitaciones cerradas, también dejando que el aire ventile por toda la casa todos los días, por lo menos durante una hora.


Close