Cómo preparar el omelette perfecto

1.7K

¡Un omelette es el desayuno perfecto! Te saca de cualquier apuro, solo debes añadir los ingredientes que tengas a mano o los que más te gusten y será una opción deliciosa y nutritiva. Pero un omelette para que sea el mejor debe ser: esponjoso, del tamaño justo, con ese toque glamoroso que lo caracteriza y hecho con ingredientes frescos… ¿quieres ser un experto? Te compartimos estos tips profesionales que no te dejarán fallar.

1. La sartén

Este es uno de los secretos más importantes: ¡usar una sartén adecuada! Definitivamente la mejor opción es una antiadherente, de buena calidad y que no esté rallada. Debe ser menor a 20 cm de diámetro y tener un asa que te permita darle vuelta con comodidad.

2. Los huevos

La cantidad recomendada es 2 huevos por persona, o 3 si vas a usar solo las claras. Revuélvelos bien, buscando una mezcla homogénea, puedes usar un tenedor o un globo. Añade una cucharadita de leche o crema y sazona con sal, pimienta, un chorrito de aceite de oliva y otros sabores que te gusten. ¡No te limites en esto! La mezcla debe quedar perfectamente integrada.

3. Usa mantequilla

Para una versión más light usa aceite de oliva o aceite en spray, pero los omelettes de verdad deben cocinarse con mantequilla… el sabor es excepcional.

4. ¡Un secreto!

Hay un secreto para que la textura del omelette sea la mejor: cuando hayas revuelto bien los huevos, antes de condimentarlos, pásalos por un colador, esto eliminará grumos o hebras y quedará una mezcla fina. Asegúrate de que la sartén esté bien caliente antes de poner la mezcla.

5. Pon atención a los utensilios

Usa espátulas de madera, teflón o silicón y evita el metal, ya que puede dejar un sabor adicional en tu omelette.

6. El momento de agregar el relleno

Hay un momento clave para hacerlo, y es mientras aún se ve crudo, esto ayuda a que los ingredientes se adhieran y den una mejor consistencia. Si vas a usar verduras pícalas muy fino para que suelten más sabor y sea más fáciles de comer. Haz lo mismo con las carnes y embutidos.

7. Ahora sí ¡enróllalo!

Puedes doblarlo por la mitad o enrollarlo. Si te decides por el enrollado, hazlo cuando haya cambiado de color el huevo, que aún se vea un poco crudo para que adhiera y selle bien.

Tips

  • Ten listo el relleno, los omelettes se cocinan súper rápido y no te dará tiempo cortar en el momento.
  • Los ingredientes crudos como carnes, debes cocinarlos antes.
  • Haz los omelettes en el momento de servirlos, no los “recalientes”.
  • Para los principiantes es mejor no usar una gran cantidad de relleno, empezar con poco e ir ganando práctica es lo adecuado.

Close