¿Te quedó muy picante? ¡haz esto!

133
0

El gusto por los platillos picantes es algo muy personal, es por eso que cuando preparamos recetas que llevan condimentos fuertes o chile debemos ir probando —sobre todo si estás preparando una comida para invitados—, ya que algunas veces lo que podría ser un toque picante para algunos es muy fuerte para otros.

Pero si alguna vez te pasas no pienses que todo está perdido, te damos algunos trucos que sirven para corregir cuando se nos ha ido la mano con el picante o si un pimiento o la mezcla de especias que creíamos inofensiva resulta quedar muy subida de sabor.

Agrega vegetales ricos en azúcar y almidones

Las papas, las zanahorias o las remolachas (ojo con esta opción porque agregará color) absorben parte del picante y su sabor dulzón compensa el picante. Añádelas cortadas en trozos pequeños.

Frutos secos

La magia de los frutos secos consiste en aprovechar su grasa que es la que ayuda a compensar el sabor picante. Puedes usar mantequilla de maní, almendras, nueces, macadamias (aunque son más suaves), marañón y hasta tahini. Además si es una salsa y usas mantequilla de maní o de otro fruto seco, verás cómo le da una textura más cremosa.

Lácteos

Esta es una de las mejores opciones para neutralizar un plato demasiado picante. Depende de cómo sea la receta puedes añadir: leche, crema, leche de coco, yogurt griego e incluso mantequilla. Cualquier alimento lácteo ayuda a rebajar el picante.

Azúcar o preparaciones dulces

Claramente los alimentos dulces rebajan el picante, así que además de los vegetales dulces puedes utilizar azúcar tal cual o diferentes tipos de miel. Incluso, un poco de kétchup te funcionará bastante bien. Este truco es ideal para aderezos y vinagretas.

Más caldo

Si has preparado un guiso en el que usaste como base algún caldo, y reservaste caldo base, ¡estás de suerte! porque puedes quitar un poco del que ha salido picante y añadir el que todavía no lo está. Así conseguirás una versión con el picante más diluido.

Si no reservaste podrías echar mano de un poco de consomé instantáneo del mismo ingrediente, aunque con el riesgo de cambiar un poco el sabor.

Cítricos

Si lo que estás preparando da para que lleve un toque cítrico, esta es la mejor opción. Añadir jugo de limón suele ser una buena idea, pero también puedes optar por unos trozos de tomate o un chorrito de vinagre.

Aunque existen estas alternativas, que funcionan bastante bien, te recomendamos que al cocinar con picante empieces usando poco y vayas probando, porque si te falta es más fácil añadir que luego rebajar.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2020. Todos los derechos reservados
Close