Una copa para cada vino

764

La temperatura, el corcho y el maridaje son algunos de los factores que debemos tomar en cuenta a la hora de disfrutar de un buen vino, pero un detalle que es vital es el tipo de copa en la que lo degustamos.

Una elección inadecuada en este sentido puede influir de forma muy notable en la percepción de su sabor, un mismo vino servido en copas diferentes brinda sabores distintos y un buen vino se potencia en la copa indicada.

Aun así, generalmente desconocemos acerca de cómo debe ser la copa, o de los requisitos que debe cumplir según el vino que vayamos a degustar. Por ejemplo, las medidas estandarizadas de una copa son: 5 cm de alto, 10 cm de fondo y 6,5 cm de ancho, pero además existen otros detalles que debes tomar en cuenta. Aquí algunos de ellos y la teoría que te convertirá en todo un experto.

Las copas y sus curvas

Las copas deben tener curvas en los lugares adecuados. El fondo debe ser redondeado para ayudar a airear el vino y dejar que se desarrolle su aroma correctamente. La parte superior de la copa debe finalizar en forma cónica hacia el interior para que no se escape la esencia.

Es fundamental que el talle de estas sea lo suficientemente largo como para no tocar el cáliz, para evitar calentar el vino con nuestras propias manos. Para poder apreciar mejor la calidad y brillantez del vino, el cristal debe ser transparente y liso.

El vino tinto

Requiere copas lo suficientemente grandes como para llenar solo la tercera parte, que es la cantidad perfecta para apreciar el vino, pues es de sabor más fuerte y necesita moverse para poder respirar.

Hace unos años estas copas eran un poco más pequeñas que las de agua, pero ahora se impuso la gran copa o copón.

Si el vino es añejo requiere una copa con boca ancha y fondo pequeño. Mientras que los vinos más jóvenes necesitan un fondo más grande y una boca más cerrada.

Tip: a la hora de servir no llenes demasiado la copa, ya que necesita de espacio suficiente para respirar y liberar su aroma.

Tipos de uva: merlot, cabernet sauvignon, syrah

El vino blanco

Estas copas tienen el pie más largo para evitar que al sostenerlas se caliente el vino con el calor de la mano.
Son más pequeñas y estrechas que las de vino tinto y deben llenarse menos de la mitad para mantener el vino frío.

Tipo de uva: sauvignon blanc, chardonnay

Los espumosos

Estos vinos se sirven en copas altas, de cuerpo largo y aflautado, y cortas de pie. Su gran profundidad y poco diámetro hacen que las burbujas y su aroma duren mucho más tiempo en la copa.

Tipo de uva: champagne, proseco.

Que copa usar con cada tipo de vino


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration