Cuida y limpia tus moldes siguiendo estos sencillos pasos

1.5K

En la repostería, la calidad de los ingredientes puede garantizarnos el éxito de lo que preparemos y la calidad de los moldes de hornear nos dará un resultado final perfecto. Comprar un molde de calidad, te garantiza que ningún bizcocho se pegará y se hornearán uniformemente, porque repartirá mejor el calor.

Para que un molde dure mucho y no vaya perdiendo sus cualidades con el paso del tiempo, es vital su cuidado, ya que si no lo haces terminará dando malos resultados.

Estos son algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de utilizar, cuidar y conservar tus moldes de hornear:

1. Cura el molde antes del primer uso

Básicamente es un sencillo proceso de limpieza para lograr que nuestro molde quede no solo reluciente, sino listo para el siguiente pastel que planeemos hornear. Para curarlo lo primero que debes hacer es lavarlo con jabón y agua tibia. Cuando esté seco, toma un trozo de mayordomo y úntalo con manteca. Luego pasa esto sobre la superficie del molde. Debes repetir la operación cambiando el mayordomo hasta que este salga completamente limpio.

¡Quedarás impresionada de la suciedad invisible que había en el fondo del molde! Luego, coloca el molde en el horno durante 20 minutos a 350°. Pasado este tiempo, retira del horno y déjalo enfriar.

2. Engrásalo

Esta acción evitará que la masa se quede pegada. Puedes untar el interior del molde con aceite, mantequilla fundida o rociarlo con spray antiadherente. En el caso de que uses un molde anti adherente por primera vez lo más recomendable es seguir las instrucciones del fabricante.

3. Fórralo

Otra opción para proteger el molde, es forrarlo con papel de horno o papel encerado para facilitar el desmoldado del bizcocho y además prevenir que las paredes y la base del mismo se quemen.

Si te preocupa que queden “arrugas” en el bizcocho al usar papel, la forma correcta de ponerlo es aplicando spray antiadherente antes de colocar el papel, quedará bien estirado y no se moverá, garantizando un bizcocho liso y sin marcas. Otra forma es cortando el papel con la medida exacta del molde, cortando un trozo para la base y otra para las paredes. No olvides que el papel siempre tiene que salir un poco por encima de los moldes, para proteger también los bordes y ayudar a desmoldar el bizcocho.

4. Al utilizarlos no hagas esto

  • Utilizar herramientas afiladas para desmoldar o cortar los bizcochos en él, hará que se pierda la capa antiadherente.
  • Colocar el molde caliente en la refrigeradora. Debes dejarlo enfriar antes de meterlo para evitar un choque térmico que puede estropear la capa antiadherente, si es de vidrío podría romperse.
  • Meter el molde caliente debajo de agua fría para limpiarlo. También provocaría un choque térmico.

5. Para limpiarlos

Una buena limpieza asegura la durabilidad de los moldes, así que aplica estos consejos:

  • No los limpies con cepillos metálicos o productos abrasivos. Lo mejor es limpiarlos con una esponja suave y jabón. Hay un secreto, es recomendable en algunos casos terminar el lavado impregnando un algodón con aceite y pasarlo por toda la superficie del molde, esto los protege de la oxidación.
  • Lávalos con agua tibia, nunca fría ni caliente, para no provocar choques térmicos.
  • No los laves en el lavaplatos, la presión del agua y los restos de otros alimentos puede hacer que se pierda muy fácilmente la capa antiadherente.

6. Moldes de silicón

Los cuidados que debes observar son muy parecidos a los de los otros materiales:

  • Lava los moldes con agua tibia y una esponja suave cada vez que termines de usarlos. Evita a toda costa los cepillos metálicos o abrasivos para limpiarlos.
  • No utilices herramientas afiladas para desmoldar ni cortes en los moldes.
  • Nunca coloques un molde vacío en el horno. Si no hay suficiente masa para rellenar todos los huevos, vierte harina en los espacios vacíos. Si haces esto, los protegerás.

7. Cuidados al guardarlos

No los apiles, ya que pueden rayarse unos con otros, por eso la mejor opción es colocarlos en vertical uno junto a otro. Si no tienes otra opción, coloca entre molde y molde un protector o una servilleta.


Close
Revista Enmicasa.com © Copyright 2022. Todos los derechos reservados
Close
Powered By MemberPress WooCommerce Plus Integration